La historia del dispositivo AirAllé™

Basado en la ciencia

La tecnología AirAllé (previamente LouseBuster) se basa en la investigación de vanguardia realizada por el Dr. Dale Clayton parasitólogo de la Universidad de Utah y sus estudiantes.

La investigación inicial se publicó en Noviembre de 2006 en el Diario de Pediatria y fue revisada por otros expertos.

Otros dos estudios de investigación clínica fueron realizados posteriormente, el último de los cuales se presentó a la FDA para su revisión, antes de recibir la aprobación en marzo de 2009 para la total comercialización del LouseBuster. Una publicación de estos datos clínicos más recientes se puede encontrar haciendo clic en el título a continuación.

La eficacia de la AirAllé, un nuevo dispositivo médico para tratar los piojos

Los resultados de este último estudio podrán ser encontrados en varias páginas de nuestro sitio web, como así también en nuestro material de marketing.

Historia: el LouseBuster y sus comienzos

El concepto del dispositivo LouseBuster se originó en el laboratorio del Dr. Dale Clayton en la Universidad de Utah, donde es profesor en el Departamento de Biología. La mayoría de las investigaciones en el laboratorio de Clayton se refieren a aspectos básicos de la biología de las aves y los piojos de plumas. Durante la década de 1980 y principios de 1990 el Dr. Clayton cultivó piojos con éxito en aves cautivas, tal como palomas comunes, con fines de investigación básica. Sin embargo, cuando el Dr. Clayton trasladó su laboratorio de la Universidad de Oxford en Inglaterra a la Universidad de Utah este se encontró con grandes dificultades para mantener los piojos vivos en aves cautivas. Perplejo, consultó a sus colegas que trabajan en otros pequeños insectos, como moscas de fruta.

Le fue informado que, debido al clima árido de Utah, ellos también tuvieron dificultades para mantener los insectos vivos. La gran superficie en relación al volumen de estos pequeños insectos aparentemente al parecer los hace vulnerables a la deshidratación en este tipo de clima árido. Una solución fue el instalar líneas de vapor en las salas de insectos cultivados para incrementar humedad en el ambiente. Tras la instalación de dichas líneas en la sala de aves, Clayton se dio cuenta que el problema se solucionó y fue relativamente fácil cultivar los piojos de plumas.

Cerca de este tiempo, los niños de la escuela primaria del Dr. Clayton contrajeron piojos que parecían ser resistentes a los shampoos clínicos. La experiencia de Clayton con los piojos de las palomas, sugirió que quizás fuera posible controlar los piojos al reducir el nivel de humedad cerca del cuero cabelludo. La pregunta era como lograr este truco. En el transcurso de los años, una variedad de métodos fueron probados en el laboratorio de Clayton, que van desde el uso de químicos desecantes, hasta el calentamiento por electrodos, bolsas calientes de arroz calentadas en el microondas, varios tipos de secadores de pelo. Todos estos métodos fueron testeadas en estudiantes voluntarios, incluyendo los propios niños del Dr. Clayton, donde se les infesto el cabello con un número pequeño de piojos, que posteriormente fueron removidos con un peinado de peine fino al final de cada testeo.

Estas pruebas demostraron que no es factible utilizar secadores de pelo existentes para controlar los piojos. A pesar de que los secadores de pelo de estilo bonete calientan el cabello y cuero cabelludo, el aire caliente estático no mata los piojos (a menos que sea mucho más caliente que lo que una persona pueda tolerar). Se requiere una combinación de calor y flujo de aire para disecar los piojos. Sin embargo, los secadores convencionales tampoco funcionan bien. Esto es debido a que tienden a enredar el cabello, protegiendo eficazmente a los piojos de los efectos de la circulación del aire caliente. Los secadores de aire también son peligrosamente calientes y puede causar quemaduras, especialmente si se utiliza para dirigir el aire caliente durante un largo periodo de tiempo en un lugar que sea necesario tratar los piojos de la cabeza.

Después de meses de retoques, parecía probable el poder para matar los piojos y sus huevos con un nuevo dispositivo hecho a la medida que combina el rápido movimiento de aire caliente, un ángulo preciso de aplicación, y la duración adecuada de tratamiento. La elaboración de las especificaciones requirieron mucha más experimentación utilizando prototipos personalizados. La culminación de este trabajo fue la publicación en 2006 de un artículo en la revista Pediátrica que informó los éxitos relativos de los diferentes tipos de secadores de cabello, en comparación con el dispositivo AirAllé, para matar los piojos y sus huevos. Un comunicado de prensa adjunto de la Universidad de Utah, generó mucha atención de los medios a nivel mundial y se esparció el interés en dicho dispositivo y la gran necesidad de este.

Dale H. Clayton, Ph.D. es el inventor y científico principal detrás del AirAllé y uno de los principales expertos del mundo en biología evolutiva de los piojos. Él tiene 2 libros, 8 capítulos de libros y más de 100 publicaciones relevantes en su haber. En 2008 recibió la Medalla Ward, el más alto honor de la Sociedad Americana de Parasitólogos. Él es un ex-Secretario de la Sociedad para el Estudio de la Evolución, y también miembro distinguido de la Unión Americana de Ornitólogos. Es un frecuente discursante invitado en todo el mundo y ha recibido un importante apoyo de investigaciones federales por su trabajo. Clayton apoya a la empresa desde la Universidad de Utah, donde enseña y realiza investigaciones como profesor en el Departamento de Biología.


¿Tiene piojos?

Find Treatment

AirAllé™

Cobertura periodística:
© Copyright 2006 - 2013 Larada Sciences, Inc. Todos los derechos reservados.